Testimonios Coaching Personal
VER TODOS

Testimonios Coaching Personal

Juanma, Ingeniero, 36 años, Madrid

En octubre del año pasado mi jefa nos reunió a los 6 trabajadores de la empresa para comunicarnos que, a no ser que nos comprasen, debía cerrar, mandándonos al Fogasa. Mi identificación con mi trabajo era tan grande que lo viví como una catástrofe, dándole extremado valor a mi historia personal (con el tiempo extra invertido, las horas intempestivas de volver de viaje, siempre luchando… y ¿así me lo agradecen?..bla, bla, bla). Mi cabeza no paraba de cambiar vertiginosamente de un pensamiento a otro, cada cual más acelerado y negativo, mi cuerpo estaba tenso, tenía un nudo constante en la garganta y no paraba de comer compulsivamente.

Unos dos meses después, aún en el filo de la navaja, conduciendo desde la oficina a casa, tuve un momento de lucidez. Mis pensamientos cesaron, sólo escuchaba el silencio y, mirando los rayos del sol asomarse tímidos entre las ramas de los árboles, mi cabeza cambió. En ese fugaz instante fui consciente de que la vida era algo más, de que yo era algo más que la situación por la que estaba pasando. Durante toda ella había tenido la sensación de estar huyendo de mi mismo y en aquel preciso instante me di cuenta de que en verdad ya había escapado, me había ido, del verdadero Juanma no quedaba nada.
Cuando llegué a casa mi mente había vuelto al estado de inquietud constante; pero la imagen de aquel momento volvía recurrentemente entre la tormenta de pensamientos. Me fijé el objetivo de buscar ayuda. Aunque ya era asiduo lector de autoayuda y alguna vez había ido al psicólogo debido al estrés, sabía que necesitaba otra cosa. Sondeé la red en busca de recursos y, casualidad o no (ahora creo más que no), di con la página de David, envié un email y quedamos para la primera sesión gratuita.
Mi empleo es en el campo de la ingeniería y por ello tengo una mente muy analítica. ¡Lo que descubrí sobre mí en esa primera sesión me alucinó! ¡Mis pautas de pensamiento eran tan predecibles! ¡Casi matemáticas! Pero lo más increíble es que ¡nunca me había percatado de ellas! Tenía que seguir ese camino. ¡Tanto huir y la clave estaba en reencontrarme!
Las sesiones continuaron y descubrí momentos en mi vida que marcaron leyes rígidas en mi mente, mentiras que únicamente ponían un velo sobre mi mirada. Descubrí cómo había cedido mi poder personal ¡prefiriendo el rol de víctima al de hacedor de mi vida! Descubrí a la persona que siempre había estado dentro de mí, esperando el momento de que me decidiese a abrazarla y con responsabilidad y consciencia seguir el camino que siempre había marcado mi corazón.
Gracias a David he vuelto a nacer. Sus sesiones han sido claras, concisas, yendo al grano, haciéndome consciente de las cosas de una forma que únicamente podía provocar un cambio en mí.
Así que ahora no puedo más que dar gracias a las circunstancias por mostrarse de la forma en que lo hicieron, dándome un empujón necesario; y a David por convertir ese empujón en un cohete impulsándome a la mejor versión de mi mismo.
Ahora vivo una vida maravillosa y sé que mi música no morirá dentro de mí. Gracias.

Testimonios Neuro Focus System
VER TODOS

Testimonios Neuro Focus System

NeuroFocus System

Es un honor para mi formar parte de la segunda promoción del curso de NeuroFocus System impartido por David Gómez. Sin lugar a dudas se lo recomiendo a todo el mundo. Te ayuda tanto a aclarar metas, como a enfocarte en ellas, facilitándote las herramientas (muy potentes y que puedes utilizar en cualquier momento de tu día a día) necesarias para ello. Además, aprendes técnicas de meditación que te ayudan a estar más presente y a disfrutar muchísimo más cada minuto del día.

El entusiasmo que pone David en todos y cada uno de los minutos del curso hace que sean 15 horas realmente apasionantes en los que, además, te vas conociendo un poco más a ti mismo, descubriendo como funciona tu mente y tomando conciencia del gran poder mental que todos tenemos y que no sabemos utilizar o potenciar.

No hace falta decir que mi foco está puesto en los siguientes niveles, que, por supuesto, no me pienso perder… ¡Gracias David!”
“Me ha parecido muy interesante todos los aspectos tratados en el curso. Sobre todo me ha gustado entender como funciona el cerebro y la relación que tiene con los objetivos y deseos a alcanzar. También me ha gustado sentir como soy más consciente de que mi vida es algo creado por mi.


Testimonios Neurociencia para coaches
VER TODOS

Testimonios Neurociencia para Coaches

Neurociencia para Coaches

Hacía falta un curso de este estilo que diera una explicación neurológica y bioquímica del trabajo que realizamos los coaches en nuestros procesos con los clientes. Neurociencia para coaches me ha servido para dar un apoyo científico a mi profesión del coach y para conocer con más profundidad el comportamiento humano y, como no, el mío propio. En el curso todos hemos salido reforzados en nuestro desarrollo personal. Gracias Isabel y David.

www.nataliasfideli.es


Testimonios Rebirthing
VER TODOS

Testimonios Rebirthing

Rebirthing - Ana Belén, Secretaria Departamento, 40 años, mujer, Madrid

Es cierto que no existen las casualidades sino las “causalidades”. Llevo tiempo trabajando en mi crecimiento personal, he tenido cambios importantes pero según he ido avanzando tenía la sensación de necesitar complementarlo con algo que me ayudara desde otro punto diferente. Oí  hablar del “Rebirthing”, por “causalidad”, por lo que me adentré en el mundo de internet para indagar que era eso del “Rebirthing”, me pareció una técnica diferente y muy interesante por lo me puse a buscar a mi “Renacedor”, conocí a David y decidí que sería él.

En mí había muchas resistencias, todavía quedan algunas, pero mi camino tiene un recorrido un poquito largo, por no decir largo. Muchas veces hemos hecho tan nuestras las resistencias que cuesta trabajo desprendernos de ellas o quizá al hacerlas tan nuestras somos nosotros los que les damos permiso para que nos lo pongan difícil a la hora de decirles adiós, las conocemos y sabemos nuestra respuesta ante ellas pero sin ellas, ¿cómo seríamos? lo desconocemos y asusta. A día de hoy puedo decir que no me equivoqué con mi “Renacedor”, por lo maravilloso que es como persona y por su forma de trabajar.

Mil gracias David.